Meditación Tántrica. Aprende sus Secretos

El tantrismo es una tradición espiritual que floreció tanto en el hinduismo como en el budismo y en su corazón reside un profundo reconocimiento y reverencia hacia lo femenino. A través de los siglos, el culto a la diosa y la veneración de la energía femenina, conocida como Shakti, han jugado un papel central en la práctica tántrica. La idea esencial aquí es que la divinidad se manifiesta en formas tanto masculinas como femeninas, y es a través de la armonización y unión de estas energías que uno puede alcanzar la iluminación, libertad o moksha.

La meditación tántrica es una de las formas de conectarse con lo divino y armonizar las energías internas. A menudo, las técnicas de meditación involucran la visualización de deidades femeninas, la utilización de mantras, yantras (diagramas geométricos) y mandalas. La práctica puede variar ampliamente, pero el objetivo es despertar la energía Kundalini, simbolizada como una serpiente dormida en la base de la columna vertebral. A medida que esta energía se despierta y asciende, se dice que purifica y equilibra los chakras, llevando al practicante a estados superiores de conciencia.


Técnicas de Meditación Tántrica

Aunque en el tantra se utilizan un gran número de técnicas de meditación comunes con otras corrientes espirituales, en este apartado vamos a centrarnos en las prácticas de meditación tántrica más características:

Visualización de Deidades

En la meditación tántrica es muy utilizada la visualización de deidades.

La visualización es una técnica poderosa en muchas tradiciones espirituales, y en el contexto del Tantra, es esencial para transformar la mente y el cuerpo del practicante. Esta práctica se basa en la idea de que al meditar profundamente en una deidad, se puede llegar a emular sus cualidades y absorber su energía. Pero, ¿Qué significa exactamente visualizar una deidad y cómo se relaciona esto con el desarrollo espiritual?

Para entender la práctica de la visualización, primero debemos entender la naturaleza de las deidades en el Tantra. Estas no son consideradas como dioses externos a ser adorados, sino más bien como representaciones simbólicas de cualidades y energías universales. Cada deidad tiene su propia esencia y simbolismo, y estas energías pueden ser invocadas para transformar la mente del practicante.

La visualización de deidades comienza con una comprensión detallada y estudio del dios o diosa en cuestión. Se medita en sus características, atributos, historia y simbolismo. Esta fase intelectual es esencial para la profundidad y efectividad de la meditación posterior.

Una vez que se tiene un entendimiento claro de la deidad, el practicante comienza la meditación propiamente dicha. Se cierran los ojos y se intenta «ver» a la deidad en la mente. Pero no es solo una cuestión de «ver» con los ojos internos; es una experiencia que debe involucrar todos los sentidos. Uno puede intentar oír el sonido de la deidad, sentir su presencia, o incluso oler el aroma que se asocia con ella.

A medida que se profundiza en la meditación, la línea entre el meditador y la deidad comienza a desvanecerse. El objetivo es llegar a un estado donde el practicante se sienta fusionado con la deidad, absorbiendo sus cualidades y energías.

Esta práctica tiene múltiples beneficios. Por un lado, al emular las cualidades de la deidad, el practicante puede cultivar esas mismas cualidades en sí mismo. Por ejemplo, si uno medita en Tara Verde, una deidad asociada con la compasión, puede despertar sentimientos más profundos de compasión en su propio corazón.

Además, la visualización de deidades puede ayudar a purificar la mente. En el proceso de meditación, las distracciones y pensamientos errantes son reemplazados por la poderosa imagen de la deidad. Con el tiempo, esto puede llevar a una mente más clara y enfocada.

Yantras

El Sri Yantra es un poderoso símbolo del hinduismo.

El término sánscrito «yantra» puede traducirse a grandes rasgos como «instrumento» o «máquina«, pero esta traducción es solo la superficie de su naturaleza polifacética.

Los yantras son diagramas geométricos, normalmente formados por una serie de formas y patrones entrelazados. La forma más fundamental de muchos yantras es el triángulo, que puede estar orientado hacia arriba (representando el aspecto masculino o Shiva) o hacia abajo (representando el aspecto femenino o Shakti). Estos triángulos, combinados de diversas formas, dan lugar a estructuras más complejas.

Cada yantra se corresponde con una deidad o concepto específico y se cree que es la representación gráfica de la energía de esa deidad. Esta energía no se manifiesta únicamente en la forma del dios o la diosa, sino que se extiende a la esencia vibracional más profunda del universo.

¿Cómo se utiliza en yantra en la meditación tántrica? Como ya hemos mencionado, el yantra es una herramienta compleja que se utiliza en prácticas que van más allá de la simple meditación tradicional:

  • Enfoque y concentración: Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan los meditadores, especialmente los que acaban de empezar a practicar, es la intrusión constante de pensamientos extraviados. El yantra sirve como punto focal, ofreciendo a la mente una imagen compleja pero armoniosa en la que concentrarse, ayudando al practicante a eludir el parloteo habitual de la mente.
  • Activación energética: Cada yantra está diseñado para resonar con frecuencias específicas. Cuando un practicante medita sobre un yantra, se cree que la frecuencia de resonancia del yantra puede ayudar a activar las energías correspondientes dentro del meditador. Esto puede conducir a experiencias de mayor energía, conocimientos profundos e incluso experiencias espirituales transformadoras.
  • Simbolismo y comprensión profunda: Las formas, patrones e interconexiones en un Yantra no son arbitrarias. Cada línea, curva e intersección es simbólica y representa verdades filosóficas y espirituales más profundas. A medida que el meditador profundiza en el estudio y la meditación de los Yantras, puede lograr una comprensión más profunda de estas verdades, profundizando así su sabiduría espiritual.
  • Manifestación y deseos: Algunos practicantes utilizan los yantras como herramientas para la manifestación. Al meditar sobre un Yantra que corresponde a una deidad o energía específica, el individuo alinea su energía con la del yantra, ayudando a manifestar deseos o intenciones específicas.
  • Equilibrio y armonización: La propia naturaleza de los yantras, con sus diseños simétricos e intrincados, puede provocar una sensación de equilibrio y armonía en el practicante. Equilibran las energías a menudo caóticas de la mente, conduciendo a un estado de calma y equilibrio.
  • Conexión sagrada: En la tradición tántrica, las deidades no son meras entidades mitológicas, sino representaciones simbólicas de energías cósmicas. Al meditar en un yantra asociado a una deidad concreta, el practicante conecta esencialmente con esa energía, invocando su presencia y sus bendiciones en su vida.

Cuando una persona comienza a utilizar yantras como un instrumento de meditación, en primer lugar suele emplearse una imagen física del yantra, pero la meta es que el practicante sea capaz de poder visualizar por completo cada uno de los elementos que componen el yantra, lo que da lugar a una práctica mucho más sofisticada y que requiere de una mayor capacidad de atención y concentración.

Aunque no existe una forma única de meditar utilizando yantras, vamos a describir brevemente un método que puedes utilizar si estás pensando en practicar este tipo de meditación tántrica:

  • Posición física: Siéntate cómodamente en una postura de meditación, con la columna vertebral erguida y las manos apoyadas en el regazo. Cierra los ojos y respira profundamente unas cuantas veces, calmando la mente y preparándote para el viaje interior.
  • Recuerda el yantra: Con los ojos cerrados, recuerda la imagen del Yantra con el mayor detalle posible. Comienza por su geometría exterior, muévete gradualmente hacia el interior y, finalmente, concéntrate en su punto central o Bindu.
  • Profundizar la visualización: Con el tiempo, intenta ver el yantra más vívidamente y con más detalle. Siente sus patrones, colores y vibraciones. Experimenta su energía irradiando desde el centro.
  • Integración y resonancia: Mientras mantienes la imagen del yantra en tu mente, comienza a sentir su energía resonando dentro de ti. Visualiza esta energía llenando todo tu ser, alineando tus frecuencias con las del Yantra.
  • Finalización: Una vez que te sientas completamente inmerso en la energía del yantra, empieza a retirarte lentamente de la visualización, volviendo a tu entorno físico. Respira profundamente unas cuantas veces, abre los ojos y siéntate en silencio durante unos instantes, absorbiendo la experiencia.

Mantras

Meditación con mantras Om Mani Padme Hum.

Un mantra es esencialmente un sonido, sílaba, palabra o grupo de palabras que se considera capaz de transformar la mente. En su forma más simple, es un enunciado sagrado, un sonido numinoso o una sílaba, palabra, fonema o grupo de palabras que tiene poderes psicológicos y espirituales. La meditación con mantras ayuda a inducir un estado alterado de conciencia.

Pueden pronunciarse en voz alta, susurrarse o repetirse silenciosamente en la mente. El mantra más conocido quizás sea «Om» o «Aum«, considerado el sonido primordial del universo.

En la meditación tántrica, los mantras se utilizan como herramienta integral para ayudar a los practicantes en su viaje de autodescubrimiento y despertar espiritual. La práctica del Tantra, aunque diversa en sus enfoques y técnicas, pone un fuerte énfasis en el uso de vibraciones sonoras para invocar energías específicas, estados de conciencia y experiencias espirituales. He aquí cómo se utilizan los mantras en la meditación tántrica:

  • Fundamento de la meditación: En el núcleo del Tantra se encuentra la creencia en el poder del sonido. Los mantras, a menudo compuestos de sílabas sagradas, se convierten en puntos focales que ayudan a los meditadores a profundizar en su conciencia.
  • Bija Mantras: Son mantras semilla, normalmente de una sola sílaba, asociados a determinados chakras. Por ejemplo, «LAM» es el mantra semilla para el chakra raíz, y «VAM» para el chakra sacro. En la meditación tántrica, los practicantes pueden centrarse en un chakra específico, utilizando su bija mantra asociado para estimular y equilibrar ese centro energético.
  • Mantras de deidades: Las tradiciones tántricas, como hemos mencionado anteriormente, a menudo implican la veneración de ciertas deidades, cada una de las cuales encarna energías o atributos particulares. Los mantras se utilizan para invocar a estas deidades, invitando a sus energías a la práctica de meditación. Un ejemplo es el mantra «Om Namah Shivaya«, que invoca la energía del dios Shiva.
  • Japa: Consiste en cantar o susurrar repetidamente un mantra, a menudo utilizando cuentas mala (similares a las de un rosario) para llevar la cuenta. La naturaleza repetitiva de la meditación Japa, combinada con la esencia vibracional del mantra, crea un patrón rítmico que ayuda a trascender los procesos de pensamiento regulares y ayuda en la meditación profunda.
  • Visualización del mantra: Junto con la repetición verbal, los practicantes a menudo visualizan el mantra, ya sea en la forma de su escritura sánscrita o como la deidad o energía que representa. Este doble enfoque -sonido y visualización- amplifica el impacto del mantra, creando una experiencia meditativa más profunda.
  • Integración con otros elementos: En la meditación tántrica, los mantras suelen combinarse con otras prácticas, como los mudras (gestos sagrados con las manos) y los yantras. Por ejemplo, durante la meditación, un practicante puede cantar el mantra de una deidad mientras visualiza su yantra correspondiente y mantiene un mudra específico.
  • Canalización de la energía: El Tantra pone un gran énfasis en el flujo y el equilibrio de la energía dentro del cuerpo y su alineación con la energía universal. Los mantras actúan como herramientas para canalizar, amplificar y dirigir esta energía, facilitando experiencias de mayor conciencia y conexión espiritual.

Otros tipos de visualización utilizados en la meditación tántrica

La visualización de deidades y el uso de yantras y mantras son herramientas a menudo enraizadas en tradiciones milenarias y que para poder ser practicadas de manera efectiva requieren que las aprendamos de la mano de una persona instruida dentro de una tradición tántrica. Estas prácticas además suelen ir acompañadas de un estudio profundo del significado simbólico de las deidades, los yantras y los mantras.

Aunque estos elementos son los más destacados dentro de la meditación en el Tantra, su complejidad puede no ser adecuada para una persona está empenzando. Sin embargo, existe un vasto número de técnicas meditativas más asequibles para cualquier practicante. La meditación universal por excelencia es la de concentración, ya sea en la respiración o en las sensaciones corporales y es el tipo de meditación que podemos encontrar en cualquier corriente espiritual, como puede ser el yoga, budismo, taoísmo o sijismo.

Ya que es una práctica muy conocida, vamos a dejar de lado este tipo de meditación y vamos a centrarnos en la visualización, ya que suele utilizarse en el Tantra con más frecuencia que en otras prácticas espirituales.

Uno de los fundamentos del Tantra es el control de la energía, de ahí que muchas de las técnicas de meditación se centren en la visualización de la energía en sus distintas formas. A continuación vamos a describir algunas de las visualizaciones más comunes dentro de la meditación tántrica:

Meditación en los Chakras

Los sietes chakras son un mapa para el autodescubrimiento y la conexión con nuestra esencia.

La meditación en los chakras es una práctica esencial en distintas tradiciones como el Tantra yoga y el Kundalini yoga. El proceso implica concentrarse en los chakras uno por uno, con el fin de abrir, equilibrar y purificar estos centros energéticos, facilitando un flujo óptimo de energía a través ellos.

Una práctica habitual es imaginar una luz o llama brillante en cada chakra, con la luminosidad y el color asociado a ese chakra específico. Esta luz se visualiza expandiéndose y girando en sentido horario, despejando cualquier obstrucción o energía negativa.

Además de las visualizaciones, a menudo se utilizan sonidos o mantras específicos para cada chakra. Repetir estos mantras, ya sea en silencio o en voz alta, puede ayudar a sintonizar la vibración particular de ese chakra, facilitando su equilibrio y activación.

La respiración también juega un papel crucial en este tipo de meditación. Con cada inhalación, uno puede imaginar la energía ascendente desde la base de la columna vertebral, y con cada exhalación, liberando cualquier tensión o bloqueo.

Algunos practicantes también incorporan posturas de yoga (asanas) específicas para activar o calmar ciertos chakras. Estas posturas, en combinación con la meditación, pueden ayudar a dirigir la energía y la atención hacia un chakra específico, ayudándonos a profundizar en su compresión.

Visualización de la energía Kundalini

Kundalini representa una energía latente y potencial que, cuando se despierta, se dice que recorre la columna, activando y purificando los chakras, hasta alcanzar el chakra Sahasrara, situado en la coronilla. Al hacerlo, se cree que el practicante experimenta un estado elevado de conciencia y espiritualidad.

Para comenzar con la visualización de la energía Kundalini, muchos practicantes se sientan en una posición meditativa, generalmente en una postura de loto, medio loto o postura fácil, asegurando mantener la columna vertebral recta. La atención se dirige primero hacia la base de la columna vertebral, al chakra raíz, donde se dice que Kundalini duerme, visualizándola como una serpiente enroscada o como una luz dorada o plateada.

A medida que la meditación avanza, se visualiza esta energía, o serpiente, comenzando a despertarse, desenrollarse y ascender lentamente. Al subir, la Kundalini se visualiza pasando por cada chakra, purificando y energizándolos. A medida que esta energía se desplaza hacia arriba, uno puede visualizarla como una luz brillante, fuego o incluso como un líquido que fluye, dependiendo de la tradición o de las instrucciones del guía.

Mientras la Kundalini se desplaza, es importante ser conscientes de las sensaciones en el cuerpo. Algunos pueden sentir calor, hormigueo o una sensación de ascenso. Estas sensaciones son a menudo interpretadas como la energía Kundalini moviéndose. A lo largo de esta ascensión, es importante mantener la respiración centrada y profunda, facilitando el flujo de energía.

Finalmente, cuando la Kundalini llega al séptimo y último chakra, en la coronilla, se visualiza un florecimiento o expansión de energía, como un símbolo de conexión directa con lo divino o el universo. En este punto, la meditación puede llevar a una profunda sensación de paz, euforia o unión con el cosmos.

Meditación Tántrica en Pareja

El Tantra Yoga tiene múltiples beneficios para la salud física y mental.

Este es el tipo de meditación que la mayoría de las personas tienen en su mente cuando piensan en el término meditación tántrica. La meditación tántrica en pareja es una técnica que fusiona espiritualidad, energía y conexión íntima. A diferencia de lo que muchos podrían pensar, no se limita exclusivamente al ámbito sexual. Más bien, se trata de fortalecer el vínculo entre dos personas, permitiéndoles conectarse a niveles más profundos.

Existen muchas técnicas de meditación en pareja pero aquí tienes los aspectos clave que no pueden faltar en este tipo de meditación:

  • Encuentra un lugar tranquilo, libre de distracciones. Puede ser en tu habitación o cualquier espacio que consideres especial y privado. Ilumina suavemente con velas, y utiliza incienso o aceites esenciales para aromatizar. Una música suave, como sonidos de la naturaleza o melodías tranquilas, puede ayudar a crear un ambiente relajante.
  • Sentaos en el suelo frente a frente, preferiblemente sobre almohadones o una manta. Es fundamental sentirse cómodos. Podéis cruzar las piernas en posición de loto o simplemente dejarlas extendidas, pero siempre asegurándose de mantener una postura erguida.
  • Miraos a los ojos. La mirada es uno de los canales de conexión más potentes que poseemos. Al principio puede resultar incómodo o generar risas, pero con el tiempo, aprenderéis a sostener la mirada y a «comunicarse» a través de ella.
  • Concentra tu atención en la respiración. Uno debe inspirar mientras el otro exhala y viceversa. Esta respiración opuesta os permitirá sentir un flujo constante de energía entre ambos.
  • El contacto físico es fundamental en la meditación tántrica. Podéis comenzar colocando una mano sobre el corazón del otro, sintiendo su latido y el calor de su cuerpo. Luego, experimentad con diferentes puntos de contacto, como las manos o las frentes unidas.
  • Imagina un haz de luz o energía que fluye entre vosotros. Esta energía puede ascender y descender, envolviendo vuestros cuerpos en un halo brillante. Esta luz representa vuestra conexión, y es esencial visualizarla tan intensa y pura como sea posible.
  • Si os resulta difícil meditar sin estructura, podéis usar grabaciones de meditación guiada específicas para parejas. Estas meditaciones a menudo incluyen visualizaciones y técnicas que pueden enriquecer vuestra práctica.
  • Después de meditar, dedica tiempo para compartir lo que sentisteis. Esta comunicación es esencial para comprender y profundizar en vuestra conexión.
  • Con el tiempo, podéis incorporar movimientos suaves y conscientes. Estos pueden incluir masajes, caricias o incluso posturas de yoga para parejas.
  • A medida que te familiarices con la meditación básica, podéis explorar técnicas más avanzadas. Por ejemplo, puedes investigar sobre los chakras y cómo equilibrarlos en pareja, o practicar meditaciones que se enfocan en la unión de las energías masculinas y femeninas.
  • Es fundamental que ambas partes se sientan cómodas y respetadas durante toda la práctica. Antes de comenzar, discutid vuestros límites y aseguraos de que ambos estáis en sintonía con lo que van a realizar.
  • Como cualquier práctica meditativa, la meditación tántrica en pareja ofrece mayores beneficios si se realiza con regularidad. Establece momentos específicos para practicar juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio